miércoles, 21 de noviembre de 2012

CUPCAKES NEGRITO O HI HAT






El otro día, indagando en internet sobre diferentes recetas, encontré una que me llamó bastante la atención.
Cuando era pequeña, recuerdo que los domingos por la tarde, nuestro abuelo bajaba a la pastelería que hay en el barrio y nos subía cosas deliciosas para merendar.
Recuerdo con especial pasión, unos merengues bañados de chocolate, Negritos se llamaban.
 
 
 
Lo que los hacia irresistibles para mi, además del merengue, era la base que tenían, una especie de hojaldre entre cuyas laminas había un almíbar riquísimo, y sin olvidar el sombrerito de mantequilla, que era una bomba, pero estaba de lujo!!
Pues bien, no me enrollo más porque empiezo a salivar ya...
Jajajaaja, bueno, pues quería encontrar algo parecido para hacer en casa y rescatar la receta, lo que vi fueron unos cupcakes llamados Hi Hat, hechos por Martha Steward (http://www.marthastewart.com/).
no son exactamente lo que estaba buscando, puesto que la base es un cupcake, y yo buscaba la de hojaldre almibarado, las mas parecidas están hechas con galleta de helado o de las de toda la vida tipo Maria, pero para comenzar me vale.
Tengo que reconocer que después de realizar esta receta me he frustrado un poco, y de hecho no pensaba colgarla, pero luego he pensado..."¿y si a otros les pasa lo mismo que a mi?,
Con lo que he llegado a la conclusión, que no solo las recetas que salen bien ayudan a aprender, sino también los fallos que podamos cometer durante el proceso, e incluso el resultado desastroso como el mio!! SNIF, SNIF
Vamos a lo que interesa:
INGREDIENTES:
Para la base
:
· 100 gr de harina
· 125 gr de azúcar
· 20 gr de cacao puro sin azúcar (yo he usado de Valor para hacer chocolate)
· 1 huevo
· 120 ml de leche
· 40 gr de mantequilla ( a temperatura ambiente)
· media cucharadita de levadura
· media cucharadita de bicarbonato
Para el merengue
· 4 claras
· 200 gr de azúcar
· Un par de gotas de extracto de vainilla
· Un par de gotas de zumo de limón
La cobertura:
1 tableta de Chocolate de cobertura, yo utilizo negro porque me encanta el sabor!Si fuese muy espeso añades una cucharada de aceite vegetal, que además le da un brillo espectacular al chocolate.
PREPARACION:
En un bol mezclamos la harina, la levadura, el bicarbonato y el cacao.
Por otro lado batimos la mantequilla junto con el azúcar hasta que este mezclado (ojo! taparlo si podéis porque a mi me puso la cocina de llorar), cuando veamos que esta mas o menos homogéneo añadimos el huevo y seguimos batiendo hasta que se incorporen los ingredientes.
Una vez ligados añadimos poco a poco la harina, que hemos mezclado y la leche. Lo hacemos poco a poco.

Después rellenamos la cápsulas de cupcakes hasta la mitad y los horneamos a unos 180º unos 15 minutos o hasta que al pinchar en el centro con un el palito, éste salga limpio.
 
 
 

Lo dejamos enfriando y nos vamos con el merengue.
Ponemos un bol dentro de un cazo con agua caliente pero sin que llegue a hervir, echamos las claras y comenzamos a batir, vamos incorporando el azúcar poco a poco sin dejar de batir, después el limón y la vainilla (como yo no tenia, cambie dos cucharadas de azúcar normal por azúcar vainillado).
Continua batiendo hasta que el merengue se quede mas espeso y le salgan picos, notaras que casi no se mueve y tiene la consistencia suficiente como para mantenerse elevado una vez lo pongamos sobre el cupcake.( Y HE AQUI MI FALLO, PORQUE NO BATI LO SUFICIENTE Y AL COLOCARLO SOBRE EL CUPCAKE SE DESMORONÓ Y APLANO EL MERENGUE CON LO QUE NO QUEDÇO COMO EN LA FOTO, QUE OBVIO NO ES MIA SINO DE MARTHA STEWARD,PARA QUE VEAIS CONO SÍ DEBE QUEDAR)
Metemos el merengue en la manga pastelera y con la boquilla de wilton nº 1A, decoramos los cupcakes.
 
 

 
Los metemos en la nevera unas 2 horas.
 
 

Pasado este tiempo derretimos el chocolate de cobertura y mojamos los cupcakes en el , teniendo cuidado de escurrirlos bien para que no manchen.
 
 
 
 
De todos modos, prometo seguir indagando hasta llegar a sacar la receta de esos estupendos negritos, para que todos los que como yo se han pasado tardes degustándolos y llenándose la nariz de merengue, puedan volver por unos instantes a la infancia. Y entre ellos e incondicional del dulce, mi hermana la mediana!! Vá por ti...